Universidad Juárez Autónoma de Tabasco

Historia


En 1959, se crea la carrera de Ingeniería Civil. Uno de los factores que influyó en la formación de esta escuela fue: El Proyecto de País que adoptó el Gobierno del Presidente de la República, C. Adolfo Ruíz Cortínez, y que consistía en la construcción de una red de vías de comunicación que conectara al Sureste, y al Estado de Tabasco en particular, con el resto del País. La carrera de Ingeniería Civil abre sus puertas en enero de 1960, en el edificio que albergaba el Instituto Juárez, y disponía de cuatro aulas y tres anexos. En ese año, el rector de la Universidad era el Lic. Mario A. Brown Peralta, y el primer director de la carrera, el Ing. José Luis Villafuerte.

Cuando la sede del Instituto resultó insuficiente para albergar a la población estudiantil, el Lic. Manuel Bartlett Bautista, ex-gobernador de la entidad, donó un predio de su propiedad adyacente a la Laguna de las Ilusiones. Por otra parte, el Lic. Carlos Alberto Madrazo Becerra, en ese período gobernador (Enero 1959-Diciembre 1964), ordenó la construcción de la Zona de la Cultura, cuya construcción inició en 1962; el Dr. Jaime Torres Bodet, Secretario de Educación Pública, colocó la primera piedra. Estas instalaciones fueron inauguradas el 27 de febrero de 1964 por el Presidente de la República, Lic. Adolfo López Mateos, quien puso en servicio el edificio de rectoría y algunas escuelas como: Bellas Artes, Normal de Maestros, Medicina Veterinaria y Zootecnia, Contabilidad y Administración e Ingeniería Civil. En esa fecha el rector era el Lic. Fernando Álvarez Villa.

Es significativo resaltar que la Universidad recibe su autonomía en una época de convulsión social; particularmente, en el ámbito de los centros nacionales de enseñanza superior. Bajo esta premisa, la Universidad deja de ser organismo centralizado después de once años de vida institucional.

Con el paso del tiempo la Escuela de Ingeniería fue creciendo debido a la demanda de aspirantes a la carrera de Ingeniería Civil. Por esta situación, las autoridades realizaron un estudio de mercado con la finalidad de ampliar la oferta educativa; de la información obtenida surgió la necesidad de crear una nueva carrera: Ingeniería Eléctrica. Esta carrera vino a coadyuvar a la tecnología eléctrica, que en ése momento tenía mucho auge en la construcción de plantas hidroeléctricas en Mal Paso y La Angostura, con las cuales se buscaba el aprovechamiento del potencial hidráulico del río Grijalva. La carrera de Ingeniería Eléctrica inició sus actividades docentes el mes de enero de 1969, en las instalaciones de la Zona de la Cultura, con un total de ocho alumnos, siendo Rector el Lic. Eduardo Alday Hernández.

Desde el 7 de julio de 1976, a la Escuela de Ingeniería se le conoce como Instituto de Ingeniería. En este año, como efecto del “boom” petrolero, la matrícula del Instituto de Ingeniería y de la Universidad en general, creció aceleradamente.

En el mes de septiembre de 1976 inició sus actividades docentes la carrera de Ingeniería Mecánica Eléctrica, que surgió por el desarrollo de la industrialización y su requerimiento en el campo de la producción, debido a que esta rama de la ingeniería cubre, además de otras técnicas, la operación de máquinas y la seguridad y control de los sistemas industriales. Inicialmente, fue ubicada en la Zona de la Cultura con una matrícula de 56 alumnos, siendo Rector el Dr. Juan José Beauregard Cruz.

El Nuevo Instituto de Ingeniería se traslada al Municipio de Cunduacán (1982)

De acuerdo con las circunstancias que se tenían en 1978 y la política estatal orientada por el Plan de Desarrollo, la Universidad decidió –por carencia de espacios– establecer su política de desconcentración, y la inicia con el Instituto de Ingeniería. Se consideró que el segundo polo de desarrollo, después de la Región del Centro, era la Región de la Chontalpa por muchos factores: la actividad petrolera, la infraestructura carretera, la cercanía de los municipios y un ambiente propicio para la educación.

La única respuesta, y de forma inmediata, la concretizó el H. Ayuntamiento del Municipio de Cunduacán, al donar un terreno con una magnitud de 20 hectáreas y otorgar facilidades administrativas para las instalaciones.

El Gobierno Federal, a través del Comité Administrador del Programa Federal de Construcción de Escuelas, inició en 1978 la primera etapa de construcción de las nuevas instalaciones del Instituto de Ingeniería, que culminaría en 1982, inaugurada el 25 de marzo del mismo año por el Lic. José López Portillo, Presidente de la República. Los alumnos de Ingeniería Civil, al concluir los tres primeros semestres, continuaban sus estudios en la Ciudad de Villahermosa, la Licenciatura en Ingeniería Química, inicia en el Municipio de Cunduacán. Esto originó que la demanda académica fuera mayor y, como consecuencia, que la planta docente se incrementara.

El Instituto de Ingeniería se transforma en Unidad Chontalpa (1985)
El 14 de Julio de 1985 se da inicio la desconcentración de la UJAT en Unidades Académicas, en este sentido se crean tres Unidades Académicas: Centro, Sierra y Chontalpa; sus Escuelas, Institutos y Facultades se integran en Divisiones Académicas agrupadas por áreas del conocimiento.

Divisiones Académicas de Unidad Chontalpa:
•    Ingeniería y Tecnología
•    Ciencias Básicas

Dando cumplimiento a los estipulado en el PROESA, en el cual se fija como una de las tareas inmediatas por parte de la Administración Central, la desconcentración de sus Unidades, un grupo de Profesores-Investigadores y personal administrativo se traslada a las instalaciones del Instituto de Ingeniería, ubicado en el kilómetro uno de la carretera Cunduacán-Jalpa, donde se encontraban la Coordinación de Ingeniería Química e Ingeniería Civil impartiendo cátedras en el turno vespertino, un total de 19 profesores y 149 alumnos. Se realiza una reunión informativa general a cargo del Ing. Adolfo Montealegre López, el cual deja de ser director de Ingeniería para ocupar el cargo de Director General de la Unidad Chontalpa, ésta comienza a laborar en turno matutino a partir de septiembre de 1985, con la División Académica de Ingeniería y Tecnología (DAIT), a cargo del Ing. Alfonso Cianca Ortiz y la División Académica de Ciencias Básicas (DACB), de nueva creación, a cargo del Dr. Tito Adalberto Ocaña Zurita.

En 1985, la División Académica de Ingeniería y Tecnología (DAIT) ofrecía cuatro licenciaturas, a saber: Ingeniería Química, Ingeniería Civil, Ingeniería Mecánica Eléctrica e Ingeniería Eléctrica con un total de 41 profesores investigadores y 231 alumnos de nuevo ingreso; cifra que aumentó significativamente en el año siguiente (1986), contando con 111 profesores y 316 alumnos de nuevo ingreso.

Es importante mencionar que en las instalaciones de Ingeniería del Área Central, a cargo del Ing. Jacinto Juárez Arcos se quedaron los profesores que impartían clase en los últimos semestres de las licenciaturas que allí existían y paulatinamente habrían de integrarse a las instalaciones de la Unidad Chontalpa.

División Académica de Ingeniería y Tecnología
En 1982, en el Instituto de Ingeniería, situado en el municipio de Cunduacán, se impartían las carreras de Ingeniería Civil e Ingeniería Química, con los mismos planes de estudios que se llevaban en la ciudad de Villahermosa. Además, se impartía la Maestría en Ingeniería Hidráulica.

En septiembre de 1985, comienzan a trabajar con un nuevo plan de estudios las licenciaturas en Ingeniería Civil, Ingeniería Química, Ingeniería Mecánica Eléctrica e Ingeniería Eléctrica.
Cambio de denominación de la DAIT por DAIA

Debido a la evolución y al crecimiento de la División Académica de Ingeniería y Tecnología, en 1995, surge la necesidad de cambiar su nombre por uno que la defina y se ajuste adecuadamente y sea acorde a las carreras que las constituyen.
El 5 de julio de 1995, el H. Consejo Universitario aprueba el cambio de nominación de la División Académica de Ingeniería y Tecnología (DAIT) por la de División Académica de Ingeniería y Arquitectura (DAIA).

Cambio de denominación de Ingeniería Eléctrica por Ingeniería Eléctrica y Electrónica
El 5 de julio de 1995, en reunión ordinaria del H. Consejo Universitario, se aprueba el cambio de denominación de la carrera de Ingeniería Eléctrica por el de Ingeniería Eléctrica y Electrónica.

Con la integración de la Licenciatura en Arquitectura a esta División Académica, a partir de 1991, se genera dentro del Centro de Investigación el Área de Investigación en Arquitectura y se definen sus Líneas de Investigación.

En el año de 1994 se construyen las instalaciones del nuevo Centro de Investigación de la División Académica de Ingeniería y Arquitectura. Un año después, a finales de julio de 1995, se inicia la construcción de la segunda etapa del Centro de Investigación, en donde se duplica su superficie, quedando de 738.72m2. Este Centro cuenta con una Coordinación de Estudios de Posgrado y una del Centro de Investigación, dos salas: una de proyección y una audiovisual, Centro de Servicios de Ingeniería Hidráulica y un Centro de Documentación, dos aulas: de educación continua y posgrado; un centro de cómputo y seis cubículos.